El Corán y las Montañas

El Corán y las Montañas

Dios dice:

Por cierto que dispusimos la Tierra como un lecho (propicio para que lo habitasen), a las montañas como estacas (para que no tiemble la Tierra.) (78:6-7)
Isostasia: las masas montañosas se encorvan en forma de péndulo en forma vertical, pero no tanto como se podría esperar. En el diagrama, la posición vertical se muestra por (a) si la montaña fuese simplemente una carga descansando sobre una corteza uniforme, debería encorvarse hacia (c). Sin embargo, como tiene una “raíz” profunda de rocas relativamente de poca densidad, la curvatura que se observa es sólo hacia (b). Dibujo extraído del libro Construyendo el Planeta Tierra, Cattermole, p.35.
Isostasia: las masas montañosas se encorvan en forma de péndulo en forma vertical, pero no tanto como se podría esperar. En el diagrama, la posición vertical se muestra por (a) si la montaña fuese simplemente una carga descansando sobre una corteza uniforme, debería encorvarse hacia (c). Sin embargo, como tiene una “raíz” profunda de rocas relativamente de poca densidad, la curvatura que se observa es sólo hacia (b). Dibujo extraído del libro Construyendo el Planeta Tierra, Cattermole, p.35.

Los científicos explican la importancia de que las montañas sean como “estacas” que estabilizan la tierra. Dicen:

“Las montañas tienen raíces subterráneas. Estas raíces están encajadas en el suelo, por eso las montañas tienen la forma de una estaca. La corteza terrestre tiene entre treinta y sesenta kilómetros de espesor, cosa que se sabe por el uso del sismógrafo. También se sabe, gracias a este instrumento, que cada montaña tiene una raíz subterránea, que estabiliza la corteza terrestre con las capas subterráneas, y evita que la tierra se sacuda. Por eso, una montaña es parecida a un clavo, que mantiene unidos a dos pedazos de madera””32
Una foto que muestra la “raíz” de una montaña. Algunas de estas raíces pueden extenderse hasta sesenta kilómetros dentro de la tierra.
Una foto que muestra la “raíz” de una montaña. Algunas de estas raíces pueden extenderse hasta sesenta kilómetros dentro de la tierra.

Dios dice:

Afirmó las montañas en la tierra para que no se sacudiera, dispuso ríos y caminos para que viajéis por ellos.) (16:15)

La ciencia moderna afirma el hecho de que las montañas están distribuidas uniforme y perfectamente sobre la Tierra, lo que la estabiliza, especialmente aquellas montañas que los geólogos llaman “Cordillera de Montañas Asimétricas” que se encuentran en todos los continentes.33 ¿Cómo pudo un hombre iletrado, cuya nación era iletrada, haber sabido estos hechos?