Acerca del desarrollo del embrión humano

Dios dice:

He aquí que creamos al hombre (Adán) de barro, luego hicimos que se reprodujese por medio de la fecundación, y preservamos el óvulo fecundado dentro de una cavidad segura (el útero). Transformamos el óvulo fecundado en un embrión, luego en una masa de tejidos, luego de esa masa de tejidos creamos sus huesos a los que revestimos de carne, finalmente soplamos en el feto su espíritu. ¡Bendito sea Dios, el mejor de los creadores. (Sabed que) Después de haber sido creados moriréis (en el tiempo prefijado). Y el Día del Juicio seréis resucitados.) (23:12-14)
El comienzo de Desarrollo Humano
El comienzo de Desarrollo Humano

Las etapas por las que pasa un ser humano son:

Un extracto de barro: Adán , el padre de la humanidad, fue creado del barro. Este versículo echa por la borda la teoría de la evolución que la ciencia refuta. Esto indica que los seres humanos son una creación que se distingue de otras. otras. Los seres humanos no se desarrollaron a partir de otras especies.

Una mezcla de esperma: En esta etapa el hombre y la mujer emiten fluidos que puede resultar en que el óvulo sea fertilizado por el esperma, o que no lo sea por voluntad de Dios. Dios dice:

(Por cierto que creamos al hombre de una gota de espermacapaz de reproducirle, y le agraciamos con el oído y la vista.) (76:2)
Este esquema ilustra la fertilización, la sucesión de eventos que comienzan cuando el espermatozoide se pone en contacto con la membrana plasmática de oocito y termina con la interacción de los cromosomas maternos y paternos en la metafase de la primera división meiótica. Una segunda división del cigoto rodeado de varios espermatozoides, uno de los cuales ha penetrado la membrana plasmática del oocito. (Extraído de Anatomía. Desarrollo embrionario, Dr. Keith Moore.)
Este esquema ilustra la fertilización, la sucesión de eventos que comienzan cuando el espermatozoide se pone en contacto con la membrana plasmática de oocito y termina con la interacción de los cromosomas maternos y paternos en la metafase de la primera división meiótica. Una segunda división del cigoto rodeado de varios espermatozoides, uno de los cuales ha penetrado la membrana plasmática del oocito. (Extraído de Anatomía. Desarrollo embrionario, Dr. Keith Moore.) (Zona pellúcida, Corona radiata, Primer cuerpo polar, Segunda división meiótica, Citoplasma del oocito)

Si el espermatozoide no logra fertilizar al óvulo, es arrastrado fuera del útero junto con el óvulo, pero si logra fertilizarlo y se forma el cigoto, quedará prendido de un lado del útero en forma de blástula. Si Dios desea que se prenda al útero, pasará a la etapa del ‘Alaqah (en árabe, algo parecido a una sanguijuela que cuelga).

Dios dice:

¡Oh hombres! Si tenéis dudas de que tenemos poder para resucitaros, sabed que Nosotros hemos creado (a Adán) de barro, luego (a toda su descendencia) de un cigoto que luego se transforma en un embrión, luego en una masa de tejidos, algunos ya formados y otros por formarse; ello es una evidencia (de Nuestro poder) aquellos que decretamos que completen su gestación. Os hacemos nacer, y luego de la infancia llegáis a la madurez; de vosotros hay quienes mueren (antes de esta etapa) y quienes alcanzan la senectud, y ya no recuerdan nada del conocimiento que adquirieron. Y podéis observar también la tierra árida, que cuando hacemos que llueva sobre ella, ésta se remueve, se hincha y hace brotar toda clase de plantas bellas.) (22:5)
g-fertilization-2.jpg

Coágulo de sangre/algo que cuelga: Se describe así a esta etapa ya que el embrión está suspendido dentro del útero, de un modo similar al que una sanguijuela se alimenta de la sangre de otras criaturas.

A. Vista lateral de un embrión de 24 a 25 días de gestación. B. Dibujo que ilustra las similitudes entre una sanguijuela y un embrión humano en la etapa del ‘Alaqah mencionada en el Corán. (Extraída del libro “El desarrollo humano”, (Dr. Keith Moore, p. 71, 7º edición.)
A. Vista lateral de un embrión de 24 a 25 días de gestación. B. Dibujo que ilustra las similitudes entre una sanguijuela y un embrión humano en la etapa del ‘Alaqah mencionada en el Corán. (Extraída del libro “El desarrollo humano”, (Dr. Keith Moore, p. 71, 7º edición.)
Diagrama del sistema cardiovascular primordial en un embrión de aproximadamente 21 días de gestación, visto desde la izquierda. Obsérvese la etapa transitoria de los vasos pares simétricos. (Keith Moore) Cada tubo cardíaco continúa dorsalmente hasta llegar a la aorta dorsal que pasa caudalosamente. La apariencia externa del embrión y su saco es similar a un coágulo de sangre, debido a la presencia de una cantidad relativamente grande de sangre en el embrión.
Diagrama del sistema cardiovascular primordial en un embrión de aproximadamente 21 días de gestación, visto desde la izquierda. Obsérvese la etapa transitoria de los vasos pares simétricos. (Keith Moore) Cada tubo cardíaco continúa dorsalmente hasta llegar a la aorta dorsal que pasa caudalosamente. La apariencia externa del embrión y su saco es similar a un coágulo de sangre, debido a la presencia de una cantidad relativamente grande de sangre en el embrión.
Corte transversal de un embrión implantado de aproximadamente 21 días de gestación. En este diagrama podemos ver cómo se suspende el embrión durante la etapa del ‘Alaqah en el útero de la madre.
Corte transversal de un embrión implantado de aproximadamente 21 días de gestación. En este diagrama podemos ver cómo se suspende el embrión durante la etapa del ‘Alaqah en el útero de la madre. (Capa citotrofoblástica, Capilares de las vellosidades terciarias, Espacio intervelloso, Sangre materna, Sinusoide materno)
Macrofotografía de la etapa 13, 4 semanas y media del embrión humano (Keith Moore) Tamaño real de 4,5 mm.
Macrofotografía de la etapa 13, 4 semanas y media del embrión humano (Keith Moore) Tamaño real de 4,5 mm.

Sustancia masticada: Se describe así ya que el embrión es similar en apariencia a algo que ha sido masticado.

Obsérvese las similitudes entre esta goma de mascar y la foto del embrión. ¿Cómo es posible que un hombre iletrado diera tantos detalles explícitos sobre el embrión humano? Ciertamente es una Revelación Divina.
Obsérvese las similitudes entre esta goma de mascar y la foto del embrión. ¿Cómo es posible que un hombre iletrado diera tantos detalles explícitos sobre el embrión humano? Ciertamente es una Revelación Divina. (Gum, Prominencia maxilar, Prominencia mandibular, Placoda del cristalino, Placoda nasal, Eminencia caudal, Extremidad inferior, Segunda cavidad branquial, Tercer arco branquial, Cervical sinus, Segundo arco branquial, Corazón, Extremidad superior, Somitas, arcos branquiales, Prominencia cardíaca, izquierda, Extremidad superior, Somitas, Prominencia mesonéfrica, Tamaño real de 4,5 mm., Placoda del cerebro medio, Placoda del cristalino, Placoda nasal, Prominencia cardíaca, Cordón, umbilical, Eminencia caudal, Extremidad inferior)

El embrión en esta etapa es similar en apariencia a una sustancia masticada, porque las somitas detrás del embrión de alguna manera se asemejan a las marcas que dejan los dientes en una sustancia masticada.

  • Formación de los huesos.
  • Los huesos se cubren de carne.
  • Desarrollo del embrión a una forma diferente. En esta etapa el embrión va tomando forma de cuerpo y Dios le da el soplo de la vida.

El embrión humano atraviesa varias etapas entre tres tinieblas. Dios dice:

Él os creó a partir de un solo ser (Adán), luego de él a su esposa (Eva), y os agració con cuatro parejas de reses (que conforman el ganado): dos ovejas, dos cabras, dos camellos y dos vacas. Os creó en los vientres de vuestras madres en sucesivos períodos y en tres tinieblas (el vientre, el útero y la placenta). Aquel (que os sometió todas las cosas para vuestro beneficio) es Dios, vuestro Señor; Él posee la soberanía (real, en esta vida y en la Otra). No hay nada ni nadie con derecho a ser adorado salvo Él. ¿Cómo entonces os desviáis.) (39:6)
Dibujo de la sección sagital de un útero con un feto de cuatro semanas que muestra la relación de las membranas fetales entre sí y las deciduas y el embrión.
Dibujo de la sección sagital de un útero con un feto de cuatro semanas que muestra la relación de las membranas fetales entre sí y las deciduas y el embrión. (Cordón umbilical, Membrana, amniocoriónica, Membrana fetal interna, amnios, Membrana fetal, Exterior, corion, Decidua parietal, Vagina, Tapón mucoso, Cavidad uterina, Lámina coriónica, Tabique decidual, Sangre materna en el espacio intervelloso, Venas endometriales, Vasos coriónicos)

Este versículo explica que el embrión está resguardado por tres cubiertas que están referidas como “tres tinieblas” en el versículo. El agua, el aire, la luz y el calor no pueden penetrar estas tres cubiertas, ni pueden ser observadas a simple vista.

El Dr. Maurice Bucaille (21) dijo:

“Los intérpretes modernos del Corán ven en este versículo las tres capas anatómicas que protegen al feto durante la gestación: la pared abdominal, el útero en sí mismo, y lo que rodea al feto (la placenta, las membranas embriónicas, los fluidos amnióticos). (22)

El embrión está colocado en un lugar seguro. Dios dice:

¿No os hemos creado de un líquido vil (el esperma)? El cual depositamos en un lugar seguro (el útero). Hasta un tiempo determinado. Así lo hemos decretado porque tenemos poder sobre todas las cosas.) (77:20-23)

El Dr. Gary Miller23 contó:

“¿No cree que tal vez los árabes pudieron haber sabido estas cosas, como la descripción del embrión, su apariencia, cómo se desarrolla y crece? Tal vez no hayan sido científicos, pero pudieron haber hecho crudas disecciones por su cuenta, o excavado dentro de la gente para examinar estas cosas”

El profesor inmediatamente le hizo saber al periodista que se había pasado por alto un detalle muy importante. Todas estas diapositivas del embrión que se habían mostrado y la película que habían proyectado, se pudieron hacer mediante fotos tomadas a través de un microscopio. Entonces dijo: ‘No importa que alguien haya querido descubrir la embriología catorce siglos atrás, nunca hubieran podido verlo’.”

Todas las descripciones del Corán sobre la apariencia del embrión son cosas demasiado pequeñas para ser observadas a simple vista, por lo tanto, se necesita un microscopio para poder verlas. Ya que este tipo de instrumento existe en el mundo apenas desde hace doscientos años, el Dr. Moore se burló de la pregunta diciendo: “Claro que tal vez, catorce siglos atrás alguien tuvo un microscopio en secreto y realizó esta investigación sin cometer ningún error. Luego, de alguna manera, le enseñó a Muhammad su descubrimiento y lo convenció de poner esta información en su libro. Después destruyó su microscopio y mantuvo su secreto de por vida. ¿Realmente creen esto? En verdad no deberían, salvo que tengan pruebas de ello, porque es una teoría ciertamente ridícula”.

Cuando le preguntaron cómo explicaba él que esta información estuviera en el Corán.

el Dr. Moore respondió:

“Sólo pudo haber sido una revelación Divina”.

El Dr. Gerald C. Goeringer (25) dijo:

“En la mayoría, si no en todas, las instancias, esta descripción se retrotrae en muchos siglos a los registros de las diferentes etapas del embrión humano y del desarrollo del feto recogidas por la literatura científica tradicional”.