El Islam y la Yihaad

El Islam y la Yihaad

Uno de los términos islámicos más mal entendidos es “Yihaad”. Desafortunadamente, la palabra “yihaad” se ha usado mal, y como resultado, la gente la asocia con la guerra y el terrorismo.

En términos lingüísticos, Yihaad significa “esforzarse”, tanto para bien como para mal. Su significado general es resistir y oponerse ante la opresión, la persecución y la represión de un dictador.

Yihaad también denota un esfuerzo militar, que es considerado como el último recurso para terminar con la violación de los derechos de la gente o cualquier otro tipo de agresión. Incluso en época de guerra, los musulmanes están obligados a conservar la moral. Los actos de tortura están estrictamente prohibidos. Dañar a los civiles, a las mujeres, a los niños y a los mayores también está absolutamente prohibido durante una guerra.

El Mensajero de Dios dijo:

“Luchad en el nombre de Dios, y por la causa de Dios…No rompáis los tratados, no mutiléis, y no matéis niños”. (Muslim)

En una ocasión que los musulmanes y no musulmanes combatieron, Abu Bakr, el primer Califa del Islam después de la muerte del Profeta , aconsejó a sus soldados con las siguientes palabras:

“Os encomiendo diez cosas. Aprendéoslas de memoria. No traicionéis, no defraudéis ni rompáis los pactos. No mutiléis, no matéis mujeres, niños ni ancianos. No cortéis ni queméis palmeras. No cortéis ningún árbol frutal, ni matéis ovejas, vacas o camellos que no vayáis a comer. Os encontraréis con gente que se recluye en monasterios; dejadlos en paz a ellos y a lo que estén haciendo”. (Tabari, Vol. 3)

El Profeta les dijo a sus compañeros que el mejor Yihaad (esfuerzo) es aquel que se hace contra los deseos del ego.