Los derechos en el Islam

Los derechos en el Islam

El Islam prescribe que sus seguidores les otorguen a todas las personas sus derechos. Los padres, esposos, hijos, vecinos; todos tienen sus derechos de acuerdo con los roles que cumplen en este mundo. De esta manera, los lazos mutuos se consolidan y se refuerzan entre los individuos de una sociedad musulmana. Así se logra esparcir el amor y la unidad y se previene la fragmentación de la sociedad.

Dios dice:

Adorad a Dios y no Le asociéis nada. Sed benevolentes con vuestros padres, parientes, con los huérfanos, pobres, vecinos parientes y no parientes, el compañero, el viajero insolvente y con vuestros sirvientes. Dios no ama a todo arrogante jactancioso.) (4:36)

El Profeta dijo:

“Cada uno de vosotros es un protector, y es responsable de aquello que se le ha encomendado. El gobernante es un protector de su pueblo y es responsable de ellos; el esposo es protector de su familia y responsable de ella; la mujer es protectora del hogar y responsable de él; y el sirviente es protector de los bienes de su amo y es responsable de ello”. (Bujari)

En el Islam, hasta los caminos por los que transita la gente tienen sus derechos y deben ser tenidos en cuenta.

El Mensajero de Dios dijo:

“Tened cuidado y evitad sentarse en los caminos.” Le preguntaron, “Oh, Mensajero de Dios, no tenemos otro lugar donde encontrarnos y hablar”. Entonces respondió: “Si debéis hacerlo, entonces dadle al camino su derecho”. Preguntaron: “¿Y cuál es el derecho que tiene el camino?” El Mensajero respondió: “Recatad vuestras miradas, no provoquéis daño a otros, responded el saludo, y exhortad el bien y prohibid el mal” (Bujari)

También los animales tienen derechos. Demostrar compasión por ellos y tratarlos bien es un medio para obtener el perdón de los pecados que uno haya cometido.

Muhammad , el Mensajero de Dios, dijo:

“Mientras un hombre estaba de viaje por el desierto tuvo mucha sed. Buscó agua, encontró un pozo y logró llegar al fondo para llegar al agua. Ya que no tenía qué usar para sacar el agua desde arriba, tuvo que esforzarse para meterse en el pozo y beber hasta saciar su sed. Cuando llegó a la superficie encontró un perro con la lengua afuera de la sed que tenía. El hombre pensó que el perro estaba sufriendo lo mismo que él a causa de la sed, entonces bajó al pozo nuevamente con uno se sus zapatos agarrado con sus dientes, lo llenó de agua y se lo dio al perro. El perro bebió y se fue. Dios, Todopoderoso, estuvo complacido con el acto de este hombre y le perdonó sus pecados”. Le preguntaron: “¡Oh, Mensajero de Dios! ¿Seremos recompensados por ser buenos y misericordiosos con los animales?”. Respondió: “Ciertamente serán bendecidos y recompensados por ser bondadosos y misericordiosos con todos los seres vivos”. (Bujari)

El Islam establece que maltratar a los animales, dejándolos sin comida o sin agua, o torturándolos, son razones suficientes para ir al Infierno. El Mensajero de Dios dijo:

“Una mujer es moradora del Infierno como resultado del maltrato que le dio a su gato. Lo dejaba atado y no le daba comida ni lo dejaba cazar a su alrededor”. (Bujari)

Si esta es la misericordia que el Islam muestra por los animales, ¿cuánta más misericordia demostrará por los seres humanos, a quienes Dios ha preferido y honrado sobre todas las criaturas?